Grado de urbanización

De acuerdo con la naturaleza de los asentamientos humanos, la diferencia entre lo rural y lo urbano implica, en términos ideales, dos situaciones extremas: lo rural asociado a la dispersión poblacional y lo urbano a la concentración. En este sentido, los criterios de clasificación más comúnmente usados han sido el tamaño de la población, la densidad y la situación espacial de las localidades dentro del sistema de asentamientos humanos (e.g. accesibilidad, centralidad, aislamiento). En este punto adquiere especial importancia el establecimiento de dos tipos de umbrales estrechamente relacionados y que definen en buena medida la dimensión, el carácter y la relación/situación espacial de los asentamientos. El primero se refiere al umbral de tamaño a partir del cual un asentamiento es considerado urbano y el segundo al umbral o límite físico-espacial que determina donde acaba lo urbano y comienza lo rural. Esta dimensión demográfico-ecológica de la ruralidad es básica para alimentar el análisis de las otras dimensiones de la ruralidad: económica, ambiental, institucional y sociocultural, igualmente relevantes para alcanzar su desarrollo integral.

Acerca de los espacios urbano y rural

De acuerdo con el Grupo de Trabajo Temático 1: Atención a especificidades territoriales y necesidades en los Programas de Desarrollo Rural, de la Red Europea para el Desarrollo Rural (ERDN, 2010), la definición del límite o frontera entre áreas rurales y urbanas es uno de los aspectos más relevantes para la planificación del desarrollo rural. Esta definición puede llegar a ser un prerrequisito para la división entre los presupuestos públicos destinados al desarrollo rural y otros presupuestos de carácter sectorial o territorial, como los fondos para el desarrollo urbano y/o regional; así como para establecer, a nivel nacional o regional, el ámbito geográfico de aplicación de los programas de desarrollo rural, en relación con otros programas de intervención pública. La definición de áreas rurales con propósitos generales también es un insumo para la definición de áreas sujetas a medidas específicas, cuya delimitación puede traslapar/atravesar la frontera entre lo rural y lo urbano; así como para el desarrollo de tipologías que permiten una distinción más amplia entre diferentes tipos de áreas, especialmente en el contexto de los programas de desarrollo rural a nivel nacional o regional, donde los gobiernos deben aplicar medidas o niveles de financiamiento significativamente distintos a diferentes tipos de territorios.

En el caso de los Censos Nacionales 2017del Perú, el Anexo 4: Definiciones y Conceptos Censales Básicos (INEI, 2018: 4193-4197), define como

CENTRO POBLADO

Es el lugar del territorio de un distrito, que tiene un nombre y es habitado por varias familias o por una sola familia o una sola persona con ánimo de permanencia.

Las viviendas del centro poblado pueden estar formando manzanas, calles y plazas, como los pueblos o ciudades; estar semidispersas, como los caseríos, anexos, entre otros y totalmente dispersas, como las viviendas en ámbitos agropecuarios.

De acuerdo a la distribución de sus viviendas, un centro poblado puede ser: urbano o rural.

Asimismo, la distinción entre población urbana y rural descansa en el carácter urbano y rural del territorio del distrito y de los centros poblados que se localizan a su interior, el cual se divide en área urbana y área rural, definiéndose como:

DISTRITO

Es el ámbito geográfico que corresponde a la división política administrativa más pequeña del país y comprende un conjunto de centros poblados urbanos y rurales.

ÁREA URBANA

Es la parte del territorio de un distrito conformado por centros poblados urbanos. Puede estar conformado por uno o más centros poblados urbanos.

ÁREA RURAL

Es la parte del territorio de un distrito conformado por los centros poblados rurales que se extienden desde los linderos de los centros poblados urbanos, hasta los límites del distrito.

Para efectos de publicación de resultados, se define como área urbana de un distrito a aquella conformada por uno o más centros poblados urbanos que en conjunto tienen 2 mil y más habitantes, donde las viviendas se encuentran agrupadas en forma contigua, formando manzanas y calles. Y como área rural, a la conformada por centros poblados con menos de 2 mil habitantes, en la que por lo general su principal característica es la presencia de viviendas en forma dispersa o diseminadas sin formar manzanas. Este criterio, basado en el tamaño de la población, es el que también se aplica en las encuestas de hogares (INEI, 2018: 30).

Adicionalmente, una segunda definición sobre el carácter urbano y rural de los centros poblados, corresponde al criterio utilizado con fines operativos para la organización y el levantamiento de la información censal. Esta definición es la que se precisa en el Anexo 4 citado.

CENTRO POBLADO URBANO

Es aquel lugar que tiene como mínimo 100 viviendas agrupadas contiguamente formando manzanas y calles. Se considera como centro poblado urbano a todas las capitales distritales aun cuando no reúnan la condición indicada. Un centro poblado urbano, por lo general, está conformado por uno o más núcleos urbanos.

CENTRO POBLADO RURAL

Es aquel lugar que no tiene más de 100 viviendas contiguas formando manzanas y calles ni es capital de distrito; o que, teniendo más de 100 viviendas, estas se encuentran semidispersas o totalmente dispersas.

Esta definición sencilla, en función básicamente del tamaño de la población, permite distinguir de manera general a la población urbana de la rural, sin dar cuenta de las diferencias en la intensidad del poblamiento, en términos del tamaño, extensión/superficie y densidad demográfica de los centros poblados que componen ambas categorías. En este sentido, las definiciones y los datos censales de centro poblado y población urbana y rural, por sí solos, son insuficientes para dar cuenta de las diferencias en los niveles de concentración-dispersión de la población, lo que limita fuertemente la identificación de los patrones de poblamiento urbano-rural que coexisten entre los territorios, y al interior, de los departamentos, provincias y distritos del país.

Una alternativa a esta limitación es la posibilidad de identificar —con el apoyo de la cartografía censal— el número y tamaño de las aglomeraciones urbanas, así como las diferencias en la extensión de los centros poblados y la densidad de población de los distritos, como elementos fundamentales para alimentar el desarrollo de tipologías rural-urbanas de tipo gradiente, así como la identificación de territorios funcionales rurales-urbanos, de relevancia para el estudio y planeación del desarrollo rural.

La densidad, el tamaño y la configuración espacial del sistema de asentamientos humanos

En este punto, cabe destacar la importancia de la densidad de población y el tamaño de los asentamientos humanos, como elementos centrales en las definiciones y tipologías rurales-urbanas contemporáneas, más difundidas a nivel internacional.

La densidad, por ejemplo, es el principal indicador en el que se basa la Tipología Regional de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD, por sus siglas en inglés) para clasificar a una comuna o municipio como rural o urbano, estableciendo como umbral para las primeras una densidad menor de 150 habitantes por km2 (OECD, 2011).

Por su parte, la metodología para la delimitación de las Áreas Urbanas Funcionales (FUA, por sus siglas en inglés) de la OECD, parte de la densidad de población para identificar en una malla o retícula (gridded population data), los conjuntos de celdas de 1 km2 contiguas, independientemente de las divisiones administrativas, con una densidad de al menos 1 500 hab/km2 y una población de 50 000 o más habitantes, los cuales constituyen las áreas urbanas o “clústeres urbanos de alta densidad” que a su vez determinan los municipios centrales de las áreas metropolitanas definidas por esta organización (OECD, 2012).

Recientemente (marzo de 2020), en su 51º periodo de sesiones la Comisión de Estadística de las Naciones Unidas suscribió la Metodología para la definición de ciudades y áreas urbanas y rurales con fines de comparación estadística internacional y regional, también conocida como Grado de urbanización (Degree of urbanisation), la cual fue desarrollada por un consorcio de seis organizaciones internacionales (Comisión Europea, OECD, Banco Mundial, FAO, UN-Hábitat y OIT). Este método, que busca complementar y no reemplazar las definiciones utilizadas por los institutos nacionales de estadística, clasifica el territorio completo de un país a lo largo de un continuo urbano-rural, formado en un primer nivel por tres categorías y en un segundo nivel por siete (European Commission et al., 2020).

https://unstats.un.org/unsd/statcom/51st-session/documents/2020-14-DemographicStats-E.pdf

El proceso aplicado para su definición consiste en dos pasos: primero, las celdas de 1 km2 que integran la retícula que cubre el territorio de todo un país, se clasifican en función de la densidad de población, la contigüidad y el tamaño de la población; posteriormente, las unidades locales, i.e. las unidades administrativas —como los municipios— o las unidades estadísticas —como las áreas de enumeración censal—  son clasificadas con base en el tipo de celdas en las que la población reside.

https://ghsl.jrc.ec.europa.eu/degurbaDefinitions.php

El Grado de urbanización, a su vez, se compone de dos niveles jerárquicos:

El Grado de urbanización nivel 1 clasifica a las unidades locales como 1) “ciudades” o “áreas densamente pobladas”, 2) “pueblos y áreas semidensas” o “áreas de densidad intermedia” y 3) “áreas rurales” o “áreas escasamente pobladas”.

https://unstats.un.org/unsd/statcom/51st-session/documents/BG-Item3j-Recommendation-E.pdf

El Grado de urbanización nivel 2 es una sub-clasificación del nivel 1, creado para identificar los asentamientos medianos y pequeños, esto es, los pueblos y aldeas. En este, las “ciudades” o “áreas densamente pobladas” se definen de la misma manera que en el nivel 1; los “pueblos y áreas semidensas” o “áreas de densidad intermedia” se dividen en tres clases: “pueblos densos”, “pueblos semi-densos” y “áreas suburbanas o periurbanas”; y las “áreas rurales” o “áreas escasamente pobladas” también son divididas en tres clases: “aldeas”, “áreas rurales dispersas” y “áreas en su mayor parte deshabitadas”.

https://unstats.un.org/unsd/statcom/51st-session/documents/BG-Item3j-Recommendation-E.pdf

Adaptación de la metodología del Grado de urbanización al área de estudio del VRAEM

En el caso de los resultados de los Censos Nacionales del Perú, la posibilidad de identificar y caracterizar con mayor detalle las diferencias en los patrones de asentamiento urbano-rural entre y al interior de las divisiones político administrativas del país, pasa por analizar las diferencias en el tamaño y la densidad de población al interior de sus respectivas áreas urbanas y rurales, haciendo uso adecuado de las unidades geográficas de tipo censal que componen el territorio urbano y rural de los distritos, esto es, de las zonas censales y las áreas de empadronamiento rural (AER).

En este sentido, se optó por calcular la densidad de población de las 390 zonas censales y las 1 019 AER que integran los 152 distritos del área de estudio del VRAEM, y aplicar los mismos umbrales de densidad y tamaño de la población, que los considerados para las celdas de 1 km2, propuestos en la metodología del Grado de urbanización.

De esta forma, en el Grado de urbanización nivel 1, paso 1, las zonas censales y AER se clasifican en:

  • Unidades densamente pobladas, cuando presentan una densidad de al menos 15 habitantes por hectárea y en conjunto con otras zonas censales contiguas, igualmente densas, suman una población de al menos 50 000 habitantes.

  • Unidades de densidad intermedia, cuando presentan una densidad de al menos 3 habitantes por hectárea y, por sí solas o en conjunto con otras unidades vecinas, con densidades por arriba de este umbral, aglomeran a una población de al menos 5 000 habitantes.

  • Unidades escasamente pobladas, al resto de las zonas censales y AER, las cuales en su mayoría presentan densidades menores de 3 habitantes por hectárea, o bien que, teniendo densidades mayores de este valor, por sí solas o en conjunto con otras unidades contiguas, no alcanzan una población de 5 000 habitantes

    Grado de urbanización - Nivel 1: Clasificación de las zonas censales y AER


Por su parte, en el paso 2, los distritos y centros poblados se clasifican en:

  • Distritos y centros densamente poblados, cuando al menos 50 por ciento de su población reside en zonas censales densamente pobladas.

  • Distritos y centros de densidad intermedia, cuando la proporción de población, tanto en unidades —zonas censales y AER— densamente pobladas, como escasamente pobladas, no supera 50 por ciento.

  • Distritos y centros escasamente poblados, cuando 50 por ciento o más de su población reside en unidades escasamente poblada.

Grado de urbanización - Nivel 1: Clasificación de los distritos y centros poblado

El Grado de urbanización puede ser útil para resaltar las disparidades prevalecientes entre los distritos y centros poblados en diferentes dimensiones del desarrollo rural. En el área de estudio en particular, la incidencia de la pobreza monetaria es mayor, conforme el gradiente urbano-rural de los distritos cambia de densamente poblado, a densidad intermedia y escasamente poblado, en proporciones de más de dos y tres veces, respecto de los primeros, respectivamente.

Fuente: Cálculos con base en INEI (2020), Mapa de pobreza monetaria provincial y distrital 2018.

Mientras que en el Grado de urbanización nivel 2, paso 1, las zonas censales y AER se clasifican en:

  • Unidades densamente pobladas, de manera idéntica al Grado de urbanización nivel 1.

  • Unidades intermedias-densas, cuando presentan una densidad de al menos 15 habitantes por hectárea y, por sí solas o en conjunto con otras unidades contiguas, con densidades por arriba de este umbral, aglutinan a una población entre 5 000 y 49 999 habitantes.

  • Unidades suburbanas o periurbanas, zonas censales y AER con densidades entre 3 y menos de 15 habitantes por hectárea, que por sí solas o en conjunto con otras unidades vecinas, suman una población de al menos 5 000 habitantes.

  • Unidades poco pobladas, semi-densas, zonas censales y AER con densidades de al menos 3 habitantes por hectárea, que por sí solas o en conjunto, alcanzan una población entre 500 y 4 999 habitantes.

  • Unidades de baja densidad, zonas censales y AER con densidades de al menos 1 habitante por hectárea y que no son parte de una unidad poco poblada semi-densa.

  • Unidades de muy baja densidad, zonas censales y AER con densidades menores de 1 habitante por hectárea

Grado de urbanización - Nivel 2: Clasificación de las zonas censales y AER

Y en el paso 2, los distritos y centros poblados se clasifican en:

  • Distritos y centros densamente poblados, de la misma manera que en el Grado de urbanización nivel 1.

  • Distritos y centros intermedios-densos. Distritos y centros de densidad intermedia (ver Grado de urbanización nivel 1,) cuya proporción de población que reside en unidades intermedias-densas es mayor que la correspondiente a las unidades suburbanas o periurbanas.

  • Distritos y centros suburbanos o periurbanos. Distritos y centros de densidad intermedia, cuyo porcentaje de población en unidades suburbanas o periurbanas es mayor que el de las unidades intermedias-densas.

  • Distritos y centros poco poblados, semi-densos. Distritos y centros escasamente poblados (ver Grado de urbanización nivel 1), cuya proporción de población en unidades poco pobladas, semi-densas, es mayor que las correspondientes a las categorías de baja y muy baja densidad.

  • Distritos y centros de baja densidad. Distritos y centros escasamente poblados, cuyo porcentaje de población en unidades de baja densidad es mayor que los de las unidades poco pobladas, semi-densas y de muy baja densidad.

  • Distritos y centros de muy baja densidad, Distritos y centros escasamente poblados, cuya participación de población en unidades de muy baja densidad, supera a las de las categorías poco pobladas, semi-densas y de baja densidad.

Grado de urbanización - Nivel 2: Clasificación de los distritos y centros poblados

Referencias

ENRD-Thematic Working Group 1 (2010), Targeting territorial specificities and needs in Rural Development Programmes, Final Report, European Network for Rural Development.

European Commission, ILO, FAO, OECD, UN-Habitat, World Bank (2020), A recommendation on the method to delineate cities, urban and rural areas for international statistical comparisons, Background document, Statistical Commission, Fifty-first sesión, 3 – 6 March 2020.

INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática) (20108), Perú: Resultados definitivos. Censos Nacionales 2017: XII de Población, VII de Vivienda y III de Comunidades Indígenas, Lima: INEI.

OECD (Organisation for Economic Co-operation and Development) (2011), OECD Regions at a Glance 2011, OECD Publishing.

OECD (2012), Redefining “Urban”: A New Way to Measure Metropolitan Areas, OECD Publishing.